jueves, 30 de octubre de 2014

El reto de la creatividad


«Con motivo de la celebración del 50 aniversario de AMPO, la cooperativa organizó el 21 de mayo de 2014 una tertulia sobre Creatividad e Innovación en la iglesia de Idiazabal.

»Los cuatro protagonistas de la tertulia fueron: el economista Jeremy Rifkin, el impulsor de ner group Koldo Saratxaga, el científico Pedro Miguel Echenique y el arquitecto que acaba de rehabilitar la casa torre de AMPO, Enric Ruiz-Geli



Con esta ocasión también se presentaba la Casa de la Creatividad de AMPO y GITB grabó este reportaje que publica en su web, en el que podemos escuchar a Koldo hablando de creatividad y del reto de innovar.

En las páginas a continuación puedes conocer qué es este proyecto y qué significa en el conjunto del proyecto AMPO:

Ampo reunió a grandes personalidades empresariales en la parroquia.

Ampo eleva la innovación y la creatividad a los altares.

¿Qué estamos haciendo en ner group? Carrera popular a beneficio de Stop Sanfilippo. Tertulia sobre creatividad e innovación en el 50 aniversario de Ampo. ¡Ya tenemos gallinas ecológicas en Astigarraga!

Rediseñar la fábrica del futuro.










martes, 28 de octubre de 2014

Koldo Saratxaga: «Un nuevo estilo de relaciones (‘ner’) en la organización de las empresas» - Revista .coop (2014) Federació de cooperatives de treball de Catalunya


En un par de décadas hemos pasado de utilizar solo el término 'trabajador', 'opera­rio', 'obrero' y, para rematar, el de 'mano de obra', a emplear el de 'personas' por parte de la mayoría de los empresarios y ejecutivos. Pero cuando se rasca un poco, pronto se percibe que, en la mayoría de los casos, detrás no hay ningún cam­bio real, sino más bien la adaptación a las formas y no al fondo, más una voluntad de ser actuales con la jerga empresarial que de considerar a las personas, en su totalidad, como lo más valioso del universo y, por tanto, como actores principales del presente y el futuro de sus organizaciones empresariales.

En mi sentimiento, pensamiento y asuntos diarios no concibo el éxito de una empresa, ni de ninguna actividad, sin que las personas, con sus actitudes y aptitudes, hagan suyo aquello en lo que participan; sin que el éxito de los pocos que mandan –del que quedan al margen aquellos que, por miedo o cultura, solo obedecen– pase a ser compartido. Así también es más posible que ese éxito no solo tenga un ca­rácter económico y de crecimiento, sino también el de un Desarrollo Humano Justo y Sostenible.

Por el contrario, en la empresa actual, después de repetir muchas veces que la innovación es el ca­mino del futuro, aún no han cambiado los modelos de gestión, caducos e inflexibles, para convertirse en proyectos compartidos por las personas partici­pantes, a fin de lograr saltos cualitativos y cuantita­tivos espectaculares que les permitan ser competi­tivos, tanto en la exportación como en la reducción de las enormes importaciones de países de 'bajo coste', consecuencia de no tener objetivos internos comunes. Puedo asegurar, después de docenas de experiencias, que la pyme media de este país se en­cuentra en el 60% en el ratio de producción/perso­na debido a su organización piramidal, que define a su cadena de mando y niveles de responsabilidad.

La realidad indica que la propiedad y los trabaja­dores van por vías paralelas y casi siempre divergen­tes; donde a la propiedad, unida a los ejecutivos, le preocupan los resultados a corto plazo; los clientes y la eficiencia no se comparten, y los trabajadores están más preocupados por su horario y otros derechos, siempre con reivindicaciones y buscando el apoyo de los sindicatos, siguiendo por tanto un bucle que dura más de un siglo, a la vez que entien­den que esto del futuro de la organización en ningún caso es responsabilidad suya, parece que tampoco de nadie ante la falta general de liderazgo. Bien es cierto que al no haber transparencia ni libertad, tampoco es posible que haya confianza y responsa­bilidad. Por eso prevalecen la cadena de mando; los procesos y procedimientos bajo control; la ausencia de comunicación, de transparencia y ética; la divi­sión arcaica de propiedad, dirección y trabajadores; la cosecha para la propiedad... y el proyecto como gestión únicamente de la cúpula.

Hay, por otro lado, una realidad desde hace 21 años en el País Vasco, iniciada en Irizar en 1991 y hoy adherida a ner group. Es un nuevo estilo de relaciones ('ner') que, tomando a la sociedad como una realidad que une, crea un proyecto basado en las personas y focalizado en el cliente y la eficiencia, con una clara vocación por un Desarrollo Humano Justo y Sostenible. Desde estos criterios, se apuesta por una ética a todos los niveles y por la transparen­cia y la libertad como necesidades para conseguir la confianza y un compromiso, y todo ello soporta una dinámica de equipos autogestionados, capaces de asumir juntos responsabilidades y decisiones, y una visión de futuro compartida, lo que implica no entrar en temas del pasado ni descontroles como las horas extras indiscriminadas, que solo suponen focos de improductividad y diferenciaciones, además de una injusticia para la sociedad. Apuesta, además, por no despedir, por la responsabilidad de la buena marcha del proyecto y, en consecuencia, por el reparto de un 30% de los resultados obtenidos cada año.



Algunas realidades

Si entendemos que todo esto que decimos, que se ha repetido durante años, solo parece una teoría más sobre gestión empresarial, ha llegado la hora de exponer algunas realidades del 'ner', las que corresponden a ner group (www.nergroup.org). De forma natural, ner group nace hace siete años y toma forma jurídica, como asociación, en 2009. Actualmente está formada por 22 organizaciones de diversos sectores, de diferentes tamaños (desde 6 personas hasta 600) y formas jurídicas (11 socieda­des limitadas, 9 cooperativas, 1 sociedad anónima y 1 asociación sin ánimo de lucro), con más de 1.500 personas, que facturan aproximadamente 325 millo­nes de euros, exportan a 60 países y tienen cinco implantaciones en la India, México y Brasil.

A fin de situar a ner, indicaré algunos datos que puedan aclarar la diferencia entre una visión de cre­cimiento por crecimiento y otra de desarrollo en su sentido amplio, que es la que intentamos impulsar. Aspectos relevantes son:

a La distancia salarial entre el 10% que más perci­be y el 10% que menos percibe es de 2,25 veces, cuando en el Estado español es de 3,46.

b El salario medio bruto (datos de 2013) de las mujeres es de 26.850 € anuales, y siempre al mismo trabajo, el mismo salario.

c El equipo de pilotaje, que hace las funciones del equipo directivo en las empresas en uso, lo forman el 16% de la totalidad de las personas, un 30% son mujeres (en el conjunto total, son el 15%) y un 30% de personas directas (llamadas 'obreros' o 'emplea­dos' en el sistema imperante).

d Este equipo de pilotaje se reúne cada mes y decide sobre el Plan de Ideas y Objetivos del año, PIO, realizado por todas las personas en activo.

e Multiplicamos por tres el número de personas de­dicadas a relaciones directas con los clientes, y por diez la presencia real con estos, y hacemos hincapié en nuevos clientes y en nuevos mercados.

f El conjunto de las personas forma parte de algu­no de los 226 equipos autogestionados que forman la actividad ilusionante de los proyectos en cuestión.

g Se reparte el 30% de los resultados obtenidos en cada ejercicio entre todas las personas en activo.

h Se incrementa cada enero su salario según el IPC correspondiente al ejercicio anterior, con el ob­jetivo de que las personas en período de cotización para su jubilación no vean mermadas sus retribucio­nes para el resto de su vida.

i En cuanto a la sociedad, aportamos un 2,5% de los resultados y dedicamos un 2% del tiempo de trabajo de las personas a proyectos sociales.


Esto son realidades que tienen que ver con las personas y la sociedad.

En el ámbito económico, hemos conseguido que la media de las organizaciones que se acogen a este cambio organizativo, a este nuevo estilo de relaciones, duplique su productividad y multiplique por diez los resultados de su actividad en los dos primeros años de cambio. También, en los seis años de crisis inducida que se sufre, se ha incremen­tado el número de personas activas y en ninguna situación límite se ha despedido a nadie. Comparti­mos una organización de estilo lateral, en la que no existe la figura del director, jefe o encargado, donde no hay espacios cerrados para usos particulares, en que todas las personas están en uno o más equipos autogestionados y que, en resumen, es una organización basada en las personas, focalizada en el cliente y la eficiencia, que convive activamente con la sociedad, de la manera que he indicado.


Cómo salvar a la industria

Para que la industria de este país no se reduzca a un tercio en la próxima década, se necesitan algu­nos cambios radicales, tales como:

1 Acabar con las diferencias internas entre patronal y trabajadores, que no benefician a nadie.

2 Mejorar un 40% su competitividad través del trabajo en equipo y eliminando jerarquías.

3 Multiplicar por 10 los esfuerzos dedicados a la búsqueda de nuevos clientes y mercados.

4 Encontrar alianzas que sumen en conocimiento y relaciones, en el entorno y en otros países.

5 Ver la globalidad como una oportunidad y no como una única solución, para ver también oportuni­dades cercanas.


No hay peor ciego que el que no quiere ver y espera a que otros le solucionen la ceguera.


Koldo Saratxaga
Impulsor de ner group









Un nuevo estilo de relaciones / Harreman Estilo Berria


El resorte de sumar, y sumar desde la diversidad, sumar diferencias, y hacerlo pensando en el beneficio de todos (ganar-ganar), no parece que nos funcione de forma natural, sino como fruto de un cultivo interior, de una cultura, pues. Cuando sumamos con éxito, nos sentimos felices, por lo general, ¿más o menos que si fuéramos la estrella única? ¿Qué hace más feliz: estar en la cumbre de la pirámide, tras la consiguiente trayectoria dejando por el camino a los demás, o hacernos la foto del éxito todos juntos? Es natural formularse esta pregunta que, sin embargo, deja de lado la faceta social que nos completa, tan propia y específica de los seres humanos como la individual. Esta faceta individual nos es necesaria para velar por nuestra propia supervivencia, pero si prescindimos de nuestra faceta social hará que vivamos considerando a las personas a nuestro alrededor como enemigos a batir o amenazas de las que defendernos, tal cual podemos imaginar que era la vida sobre la tierra hace milenios: ayer íbamos con pieles de animales y hoy con smartphone.

Alguna experiencia de este instinto de lucha mal aplicado tendrás también, bienvenido visitante, y de que es difícil armonizar con la práctica la tendencia socializante que sentimos como propia, gestionar las actuaciones en favor de lo común. Las dificultades del entorno no son pocas, van desde una regulación laboral y empresarial adversas hasta el escaso desarrollo de una cultura organizativa, en la que no llegamos ni siquiera al bipartidismo, sino que estamos en el ordeno y mando desde hace siglos.

En este caminar, el Nuevo Estilo de Relaciones es la oportunidad de una cultura propia de seres y sociedades que viven en entornos sociales (socializantes), no hostiles; por lo tanto una cultura avanzada, apropiada y útil en la era del conocimiento en la que vivimos, cuando es imprescindible saber sumar, debido a que el desarrollo logrado por la humanidad ya no es asequible a una sola persona, como pudo serlo para los humanistas científicos del siglo de Leonardo da Vinci.

Quizá pensemos que en nuestro proyecto no hace falta ser un genio para hacer nada de aquello en lo que consiste su actividad (¿incluido lo que hacemos nosotros?), ni vamos a aportar a la humanidad invenciones y progresos como los genios. En ese caso, debiéramos preguntarnos si dar espectáculos es nuestro valor primordial, lo cual sería hasta lógico según la era de la imagen en la que decimos que vivimos. En contraste, pensemos en la cuarta parte de niños viviendo bajo el umbral de la pobreza, es decir, más allá de la pobreza, con soporte vital básico intermitente, porque en su familia no hay ingresos. ¡Qué cotidiano desayunar! ¿Quién va a decir que eso es un logro y una aportación a la sociedad? Somos conscientes de que lo sería en este momento, al igual que contribuir a que haya proyectos de familias, facilitando un empleo de calidad.

En ner group lo están haciendo, venciendo dificultades y superando retos, con la suma de todos, y además nos dicen cómo lo consiguen, que es el artículo en Koldo Saratxaga que compartimos hoy. Se ha publicado en la revista .coop, de la Federación de Cooperatives de Treball de Catalunya.










lunes, 27 de octubre de 2014

NER compartido (Resumen de la 8ª semana del curso 2014-2015 y 43ª de 2014)


Astelehena-Lunes

Empieza otra semana y de nuevo, como en la anterior por primera vez, arrancamos con una panorámica del NER compartido estos días en nuestros perfiles sociales, con el interés de que esté más disponible. Desde el comienzo del curso este post de síntesis se ha publicado el fin de semana, pero en lugar de esa fecha de suplemento de semana, lo pasamos a esta otra, como de elemento tractor, que dirían en la automoción. De modo que además de buenos días, te deseamos muy buena semana, bienvenido, bienvenida visitante.

En todo esto que ahora veremos y en general en el NER un denominador común que encontramos es que tiene vida, que marcha, que funciona: ideas que son ideas, sentimientos que tienen una realidad común y social más allá del ego, proyectos que se desarrollan, personas que evolucionan, sueños a los que se ponen patas para que se hagan realidad... Es algo muy diferente de lo que encontramos con frecuencia en nuestro en nuestro entorno, en nuestra sociedad, en la que desaparecen ideologías sustituidas por tratos y pactos a conveniencia de intereses particulares; la corrupción y la ausencia de servicio vacían de contenido las instituciones; etc. ¡Para qué enumerar las lacras que todos conocemos por tener tan cerca!

Para quienes deseamos otra sociedad diferente de la de siempre, donde el pez grande se come al pequeño, la crisis está haciendo visible la necesidad de un cambio radical: «desde el punto de vista de proyectos comunes tenemos todo por hacer».

Estamos ante un problema total que, por lo mismo, es un momento de oportunidades, una ocasión de reinventarnos, no solamente por ilusión o necesidad a corto plazo, sino también porque, por un lado, el futuro, nuestro largo plazo, será peor por el camino de más de lo mismo; y por otro lado, porque es un momento único para aprovechar el desarrollo de los años pasados y tantas voluntades sociales y solidarias, entre ellas el Nuevo Estilo de Relaciones (NER).



Martitzena-Martes

NER, horizonte de evolución, es nuestro primer post de la semana, invitando a pasar de espectadores que comentan la jugada a jugadores en el campo. El post está dedicado al elemento 13 del NER: evolución física, mental y emocional / eboluzioa fisikoa, mentala eta emozionala.

Continuamos el día con la noticia de la nueva tienda de Lur Denok, ahora en Internet, en Hermeneus, que facilita la relación directa entre productor ecológico y consumidor, en este caso, entre Lur Denok y sus socios. Es una pequeña gran noticia para el paladar, la dieta sana y la cultura de la soberanía alimentaria. Nos hace reflexionar sobre la facilidad con la que nos prestamos a la colonización de multinacionales y nos olvidamos de que nuestras obligaciones como consumidores no son solo llenar la cesta de la compra con lo bueno, bonito y barato, sino ser también sociedad con nuestro consumir.

Pasamos por el diario Berria y allí leemos esta mención a un proyecto querido por ner group que no salió adelante:





Eguaztena-Miércoles







En este día encontramos el balance de #CAMINAEM2014, muy positivo: «Todo salió fenomenal», dice ADEMGI. «Calculamos que nos hemos reunido unas 1.000 personas», precisa Asier de la Iglesia, en un reportaje titulado «Zumarraga se vuelca con los afectados por la esclerosis».



Eguena-Jueves

Día del segundo post de la semana: después de los 13 elementos del NER viene su consecuencia, un proyecto común = un éxito compartido / proiektu erkidea = arrakasta partekatua que es nuestro tema hoy. Titulamos el post: El éxito de estar juntos.

Continúa la jornada social con noticias de algunos proyectos de ner group.

Programa Baga Biga Higa del Museo de San Telmo y Urtxintxa Aisia (@urtxintxa_aisia): un viaje en el tiempo para jugar. Visitas guiadas a familias para conocer los juegos del pasado.

La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha añadido la opción de descarga a la charla de Óscar García (K2K emocionando) y Alberto Gonzalo (Gashor) en el campus de Vitoria el curso pasado. Es una muy buena charla para conocer el cambio organizativo NER y el funcionamiento con este estilo.

AMPO con Jon Agirre participará en la séptima edición de las conversaciones estratégicas de B+I Strategy, junto con Vicinay Cadenas e Izar Cutting Tools. El tema es La empresa participada.


También de AMPO compartimos momentos en vídeo creados para conmemorar su cincuenta aniversario: un reportaje del día de las familias y otro nos hace imaginar que es un mensaje al futuro, a las próximas generaciones que formarán AMPO y las actuales cuando cuenten más años; aquí están, a ver qué te parecen.






«Pueblos indígenas se interesan por la economía solidaria», titular en Gara para reseñar el foro Otros Modelos de Economía Social y Alternativa, organizado por Mugarik Gabe y la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Euskadi) en el que ha participado ner group. También leemos la noticia en el portal de la Agencia Plurinacional de Comunicación de Bolivia.

Antes de terminar la semana encontramos los versos de Abel Enbeita a su padre, Balentin Enbeita.



Barikua-Viernes

Y ya sí ponemos el punto final con un par de referencias donde el NER ayuda a construir proyectos muy diferentes: Isis Arlene Díaz Carrión (Universidad Autónoma de Baja California), Género y Ecoturismo: Perspectivas de empoderamiento de las mujeres en la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas y «Estilos de gestión».










jueves, 23 de octubre de 2014

El éxito de estar juntos




Después de los 13 elementos del NER, ¿qué viene? Vienen las consecuencias, como de todo lo que hacemos o nos pasa a los seres humanos, ya sabemos.

Con todo lo que es el Nuevo Estilo de Relaciones —de equipos, comunicación, responsabilidad y libertad, transparencia, innovación, conceptos económicos compartidos...— hemos creado otra forma de estar en el proyecto, que no es estar como un bulto o calentando la silla, sino decidiendo, actuando, aportando, encontrando oportunidades, sintiendo que arrimamos el hombro y entendiendo de cerca que hace falta que lo arrimemos. Viviendo de esta forma, un día caemos del guindo, o nos llega a las tripas, que estamos viviendo en común con quienes nos rodean.

Un proyecto común = un éxito compartido / Proiektu erkidea = Arrakasta partekatua, con esta sencilla frase describimos la consecuencia del NER.

El NER es una dinámica y una lógica por la que el éxito empieza en estar juntos, y no solo porque sea casi una hazaña según las grandes dificultades de estos años, sino por haber llegado al sentimiento y la idea de lo común, por crear una experiencia común en cada minuto dentro del proyecto, ya que nunca hacemos nada desentendiéndonos de nuestro alrededor. Es un gran cambio organizativo en nuestra sociedad de competir todos contra todos, con el resultado de las malas noticias que suministra a los informativos a diario.

Dirás bienvenido visitante que sería mejor estar juntos y además todos con la mejor disposición y las mejores cualidades, pero es que somos personas, somos diversos unos de otros y diferentes cada día, como dice Koldo Saratxaga. Estamos necesitados de interiorizar esto si queremos poner manos a la obra de sumar y disfrutar de nuestra mutua diferencia, en lugar de juzgar desde la postura individualista o egoísta de «centro del universo».

Estos días estamos compartiendo la buena experiencia de la caminata en Zumarraga que han organizado ADEMGI y ner group, hasta 1.000 personas calculan los organizadores; la foto de familia en la que puedes ver arriba, compartida en Twitter por ADEMGI. Continuamente conocemos y participamos de experiencias en las que sumar es clave de oportunidades para todos. ¿Por qué no hacerlo así cada día en ese espacio que llamamos «trabajo»? Es una pregunta para la que el Nuevo Estilo de Relaciones es una respuesta posible, con la característica de que en el NER no hay muros entre el trabajo y las demás formas de vida de la sociedad, como ahora hemos estado junto a ADEMGI.